Serpientes, mitos y leyendas irlandesas

Las leyendas irlandesas constituyen una tradición muy rica en la Isla Esmeralda.

Hay historias de todo tipo: Las cruces de paja de Santa Brígida, Los traviesos leprechaun y sus calderos repletos de oro, tréboles de la suerte, dragones de mar y demás. Las mismas buscan dar explicaciones diferentes a hechos naturales y otras tantas creencias.

La desvelación del misterio

Si se buscara un origen del responsable a las leyendas irlandesas, se debe remitir al pueblo celta. Estos se encontraban influenciados por la naturaleza como consecuencia de que las “fuerzas vivas” eran el centro de creencia y estilo de vida que se llevaba a cabo en la época.

Ante ello, surgieron los duendes, las hadas, las plantas que escondían dinero, etc. Estas tomaron fuerza alrededor del 1600 a.C. tras la llegada de los mencionados celtas junto a su manera de llevar la agricultura.

Cabe subrayar que no hay suficientes funtes que puedan desvelar de alguna manera el origen de tales mitos, pero se pueden afirmar algunas ideas. Los pueblos originarios de Irlanda tenían a los Druidas, quienes cumplían la función de ser autoridades místicad y políticas, algo parecido a los Chamanes.

Los mismos gozaban de estar por encima de los pobladores celtas, ya que tenían altos grados de conocimiento del mundo natural. Ello les otorgaba un supuesto poder de sanación y facultades comunicativas con seres sobrenaturales.

El arpa resulta ser el instrumento más simbólico de las prácticas del Druidismo, lo cual para los irlandeses significa hasta el día de hoy la sanación.

Un poco de historia de las leyendas irlandesas

San Patricio significó la conquista total del catolicismo en Irlanda, lo cual extinguió en cierta parte lo que fueron las leyendas y los mitos. Si bien en el siglo V aún no estaban fortalecidos los lazos del cristianismo, ello invocó también a la transformación cultural.

Claro ejemplo fue la del característico trébol de tres hojas que era considerado una planta mística. Con la llegada de la religión paso a ser la Santísima Trinidad, Padre, hijo y el Espíritu Santo.

Todo no terminó allí, ya que el Santo Patrón de Irlanda es el ”mayor culpable” de la ausencia polémica de serpientes en dichas tierras. La explicación de tal origen radica en que es considerado por Patricio como una molestia debido a que representa al demonio.

La ciencia dio su explicación sobre el hecho: En el ultimo período glacial, los reptiles de la isla perecían y, por su incapacidad al cruzar los océanos que rodean Irlanda, no volvieron a colonizarla. A su vez, este fenómeno se hace presente en otras islas como las de Nueva Zelanda y Groenlandia.

Ante todo lo acontecido, se puede dar fe de que este país tiene millones de historias para contar y no todo ha sido eliminado por el cristianismo, quién también hace alarde de sus relatos. Es encantador poder oír todavía fábulas que buscan esclarecer sucesos naturales muy comunes, hasta el simple vuelo y color de una mariposa.

No hay nada mejor que una historia detrás de lo pequeño, más cuando se tratan de serpientes, mitos y leyendas irlandesas.

Compartir:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comentarios

Su email no sera publicado.