¿Qué sabes del antiguo lenguaje irlandés u ogham?

¿Habías escuchado hablar antes del ogham, el lenguaje antiguo de Irlanda?

Irlanda es un país con raíces culturales muy ricas, y una de las muestra de ello, es la enorme cantidad de estructuras monolíticas que a la fecha se conservan por toda la isla. Estas rocas, que datan de al menos 600 años a. C, a menudo muestran unas extrañas marcas que, a ojos inexpertos dicen nada, pero que representan una antigua forma de lenguaje escrito llamada ogham que fuera heredada de los primeros pobladores pictos y celtas de la región. Esta forma de escritura daría forma a las primeras manifestaciones de lo que sería el irlandés antiguo, el cual evolucionaría con el paso de los siglos para adquirir una gran presencia histórica en la región durante el medievo.

Ogham: Un lenguaje en forma

Lo que parecen una serie de trazos verticales, inclinados y horizontales unidos con una sola línea continua, constituye un tipo de escritura formal que, al menos en su forma más compleja, utiliza un alfabeto preciso de 25 carateres simbólicos (la forma simple utiliza sólo 5 caracteres), que en ocasiones, se encuentran ordenados de derecha a izquierda a modo del alfabeto griego.

Existen muchas teorías acerca del surgimiento del lenguaje ogham. Ciertos arqueólogos e investigadores creen que surgió a partir de una forma básica de representación matemática. Algunos consideran que su morfología podría derivarse del alfabeto rúnico escandinavo. Pero otros van más allá y explican que su constitución gráfica y sonidos únicos (muchos fonemas hacen referencias a árboles nativos de la isla) muestra una clara influencia mística que indica una forma de comunicación sagrada que enlazaba a sus usuarios a un nivel elevado con el entorno. Es por ello que muchas veces, el ogham se considera un lenguaje secreto que era dominado en su totalidad únicamente por sabios e iniciados de la época.

Origenes inciertos

Aunque es un hecho que el verdadero punto de origen del lenguaje ogham se pierde en las brumas del tiempo, la referencia que los historiadores consideran su manifestación más clara y formal aparece en un manuscrito que data de la era medieval. El Libro de Ballymote es un tratado místico irlandés en el que se nombra a Ogma, una antigua deidad solar cuyo culto pudiera haber originado este lenguaje y tan particular forma escrita.

Un misterio vigente hasta la fecha

Muchas de las inscripciones ogham más antiguas que han sobrevivido hasta la era moderna muestran únicamente nombres propios, marcas de propiedad y palabras aisladas para las que no se ha determinado un uso específico. Las inscripciones más amplias son dificiles de descifrar no sólo por la complejidad de la escritura, sino por las ideas crípticas que muchas veces se manejan. Las formas más recientes de este lenguaje, que han evolucionado en forma de irlandés, poseen influencias de lenguas más recientes, como el latín, que ha hecho aportaciones para suplir los fonemas (como el de la Q, por ejemplo) que se perdieron durante las diversas etapas de evolución del alfabeto.
Imagen cortesía de https://www.babelstone.co.uk. Todos los derechos reservados.

Compartir:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comentarios

Su email no sera publicado.