Derechos de un ciudadano europeo y sus familiares en Irlanda

Desde que consideras volverte un ciudadano europeo ya tienes todo en mente, tus planes, los papeles, seleccionar el país en el que más has deseado vivir. Por ello es mejor que comiences a detallar desde cero los derechos de un ciudadano europeo y sus familiares en Irlanda para que conozcas los puntos que podrás tener a tu favor.

Derechos de un ciudadano europeo y sus familiares en Irlanda

En el ámbito familiar

Al ser ciudadano europeo y deseas quedarte en Irlanda con tus familiares, el permiso que obtendrás generalmente será de 3 meses. Por otra parte, si lo que quieres es quedarte por un tiempo mayor al que se otorga, entonces tienes que cumplir con los siguientes requerimientos:

  • Tener seguro o algún servicio de salud para que no te vean como una carga con la que servicios sociales pudiesen tener inconvenientes.
  • Tener empresa propia o buena actividad económica.
  • Matricularte en un curso de formación a nivel profesional o ser estudiante de alguno de los cursos de inglés.
  • Tener un familiar europeo que corresponda con los requisitos señalados.

Lugar de residencia

Si eres ciudadano europeo no tendrás necesidad de mostrar a las autoridades un registro de tu lugar de residencia, sin embargo para librarte de posibles inconvenientes puedes pedir el requisito en la embajada de Irlanda que tenga tu país. Si en Irlanda consideran que eres un peligro para la seguridad o el orden público, podrás quedar desalojado tanto tu como tu familia. ¡Esto es algo que no se le desea a nadie! Por eso, debes cumplir a cabalidad con todos los requerimientos.

Beneficios del trabajo

Uno de los derechos de un ciudadano europeo y sus familiares en Irlanda es que pueden trabajar con los mismos beneficios que un irlandés, esto quiere decir que puedes tener el seguro social por medio del Personal Public Server o PPS.

Los familiares de un ciudadano europeo y sus derechos

Inmigración emplea los términos de pareja de hecho, cónyuges, hijos hasta los 21 años entre otros familiares que estén custodiados por una persona europea. Lo común en la mayoría de las veces, es que los familiares que se presenten a inmigración no sean europeos, por lo cual deben solicita la carta de residencia a través del EU1 (un formulario en inglés) y una visa que dependerá del país de procedencia.

Pasos para hacer el registro

Para iniciar el proceso, el familiar inmigrante debe dirigirse a la Garda y entregar los siguientes datos:

  • Datos personales como el nombre completo, sexo y género.
  • La nacionalidad, en caso de tener otra nacionalidad también hay que indicarla.
  • La fecha de nacimiento
  • Información específica y a detalle de cómo el inmigrante ha llegado a Irlanda.
  • La profesión y la ocupación del inmigrante.
  • La dirección de Irlanda en donde te hospedas (o la residencia que estés pagando) y la dirección en donde solías vivir en tu lugar de residencia anterior.
  • Una foto tipo carnet.
  • El documento de identidad y nacionalidad junto al pasaporte y tu firma.

Cabe destacar que para poder estar legal en Irlanda se debe cumplir a cabalidad este proceso, así evitarás tragos amargos con las autoridades de seguridad en el país.

Compartir:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comentarios

Su email no sera publicado.