Lonely Planet nombra a la ciudad de Dublín como uno de los mejores viajes para 2016

¡Es oficial! Lonely Planet ha nombrado a Dublín entre su Top 10 de ciudades del mundo para visitar en 2016. Aquí te mostramos 5 razones por las que Dublín te va a deslumbrar.

1) “Una experiencia que te cambia la vida”

Dublín tiene muchas ganas de conocerte. ¿Prueba de ello? La ciudad ha sido ensalzada por ser la más amigable de Europa, hasta en dos ocasiones. De hecho, los dublineses son tan amigables que conocer a un lugareño se ha convertido en toda una iniciativa real, llamada City of a Thousand Welcomes, o la ciudad de las mil bienvenidas.

 Cualquier dublinés te hablará de su ciudad invitándote a beber algo en un pub local.
LONELY PLANET

Claro que otra forma fantástica de entablar conversación con un lugareño es elegir cualquiera de los encantadores pubs de la ciudad y sentarte en un taburete. Verás que cada rincón de los pubs de Dublín está lleno de charla amistosa y personajes estrafalarios – y siempre estamos encantados de saludar a los forasteros. Prueba el Brazen Head, uno de los pubs más antiguos de Dublín, o J.W. Sweetmans para una pinta de cerveza artesanal recién elaborada y quizá incluso un seminario de microcervecería. Y si hablamos de festivales, Irlanda es una apuesta segura: El Día de San Patricio y el Festival de Año Nuevose celebran cada año en Dublín a lo grande, con miles de personas que llegan a la ciudad para festejar en festivales épicos.

2) “Las animadas riberas del Liffey”

Dublín tiene el corazón vikingo y sus calles son una mezcla ecléctica de lo histórico y lo moderno. Haz un paseo por la ciudad y te encontrarás historia antigua en cada esquina: baja a una cripta medieval en la Catedral de la Santísima Trinidad y explora la historia vikinga en el castillo de Dublín.

Haz una ruta por los lugares clave donde tuvieron lugar eventos esenciales que crearon una nación, como el GPO, la cárcel de Kilmainham y el castillo de Dublín.
LONELY PLANET

Mientras, Trinity College, Custom House y las puertas de intensos colores que adornan los edificios de ladrillo rojo son preciosos ejemplos del legado georgiano de la ciudad. A lo largo de la pasarela arquitectónica que se encuentra a orillas del río Liffey verás lugares emblemáticos como St James’ Gate, hogar de Guinness, así como la zona portuaria, o docklands, donde ancla Jeanie Johnson, una réplica de la fragata que llevó a 2.500 emigrantes irlandeses hacia sus nuevas vidas en América. Si realmente quieres profundizar en la extraordinaria historia de la ciudad, prueba la aplicación Dublin Discovery Trails y explora las antiguas calles de la ciudad a pie.

3) Espacios verdes de la ciudad y más allá

Escondidos entre las calles adoquinadas de la ciudad están los parques de Dublín, pequeños paraísos verdes alejados del bullicio urbano. Un ejemplo es el parque Fénix, el parque urbano más grande de Europa: hogar de Áras an Uachtaráin (la residencia oficial del Presidente de Irlanda), una manada de gamos y el zoo de Dublín.

Dublín tiene un color saludable, con gente que disfruta de los espacios verdes dentro de la ciudad y explora la naturaleza salvaje que se encuentra en la costa y más allá de los límites de la ciudad
LONELY PLANET

También está St Stephen’s Green, un oasis de serenidad y lugar muy popular entre los lugareños para almorzar: sus monumentos, lagos ornamentales y elementos victorianos lo convierten en un pequeño paraíso dentro de la ciudad. Y no te pierdas los majestuosos jardines de Iveagh, uno de los secretos mejor guardados de Dublín. Por supuesto, más allá de los límites de la ciudad, a tan solo 15 minutos, puedes “zambullirte en el Mar de Irlanda desde el Forty Foot en Sandycove”. Puro éxtasis para quien se atreva.

4) Un siglo de nuevos comienzos

Para ser una ciudad tan pequeña, Dublín tiene un pasado GRANDE. Esta ciudad icónica ha sobrevivido a ataques vikingos, un incendio devastador e incluso a la peste. También se ha fundado en ella una de las universidades más antiguas de Europa, Trinity College, y es el hogar de la legendaria cerveza irlandesa, Guinness. En 2016 se celebra el 100º aniversario del Alzamiento de Pascua de 1916, y hay muchas actividades en la ciudad para conmemorar la ocasión.

Explorando cinco temáticas diferentes – recuerdo, reconciliación, imaginación, presentación y celebración – se planifican eventos que van desde las exposiciones de arte en el Little Museum hasta una ceremonia conmemorativa en Arbour Hill
LONELY PLANET

Visita la cárcel de Kilmainham, la prisión deshabitada más grande de Europa, y admira las defensas vikingas a orillas del río y la cripta medieval de piedra en elcastillo de Dublín. No te pierdas la Oficina General de Correos (General Post Office, GPO)en O’Connell Street: los elementos originales, magníficamente restaurados, y las emblemáticas columnas exteriores son una delicia, por no hablar de la historia que se guarda en su interior. Por supuesto, hay muchas rutas históricas a pie entre las que elegir. Como dice Lonely Planet: “Dublín merece saborearse a ritmo de paseo”.

5) Donde el arte se encuentra con el ingenio de Dublín

Hay pocas ciudades que puedan presumir de un legado literario como el de Dublín. Al fin y al cabo, Dublín solo es la cuarta Ciudad de Literatura de la UNESCO en el MUNDO, y es el hogar de tres de los cuatro ganadores irlandeses del Premio Nobel de literatura. El patrimonio literario de Dublín está escrito en el propio tejido de la ciudad; hay puentes con nombres de escritores como Samuel Beckett y Sean O’Casey, mientras que gigantes de la literatura como Jonathan Swift, Oscar Wilde y James Joyce citan todos a Dublín como fuente de inspiración.

Desde la “Tart with the Cart” (la estatua de Molly Malone) hasta el “Stiletto in the Ghetto” (el monumento Spire of Light en O’Connell St)… en Dublín el arte urbano se mezcla como en ningún sitio con nuestro irreverente humor callejero.
LONELY PLANET

El espíritu creativo, y en ocasiones estrafalario, de la ciudad se respira allá donde vayas: entra en alguno de los pubs literarios de Dublín y siente la inspiración de los lugares donde James Joyce solía meditar frente a una pinta de cerveza. Prueba el Tour literario de Dublín a pie (Dublin Literary Walking Tour), dirigido por guías divertidos y expertos que interpretan las obras de los autores más famosos de Dublín. Quizá te animes a llevar un canotier y adentrarte en Ulises, la épica obra que se celebra anualmente en el festival deBloomsday.

Emocionante, inspiradora, creativa: empieza tu aventura en Dublín.

Fuente: www.ireland.com 

Compartir:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comentarios

Su email no sera publicado.