Howth

El pueblo de Howth:

En la pequeña península que cierra la bahía de Dublín por el noreste se encuentra Howth. Es un pequeño y tranquilo pueblo de calles estrechas e inclinadas, que tuvo su importancia como puerto comercial hasta que Dún Laoghaire le sobrepasó en volumen de negocio. Todavía es el mayor puerto pesquero de Dublín, lo que hace de sus restaurantes los mejores de la zona para degustar pescado y marisco fresco, y de sus tiendas las mejores para organizar una mariscada en casa de algún amigo. Está situado a 15 kilómetros del centro de Dublín.

Existe una pequeña isla enfrente de Howth que se conoce como Ireland’s Eye, rocosa y deshabitada cuyo principal interés son las colonias de pájaros que allí anidan. También es un buen lugar para observar focas (seals). Tiene una playa pequeña, senderos que permiten recorrer toda la bahía y además, unas ruinas de una iglesia del año 700, St Nessan’s Church y una Martello Tower (Torre de vigilancia) del siglo XIX.

Todos los domingos de 10:00 a 17:00 horas hay un mercado, The Howth Cottage Market, situado justo al lado de la estación de tren. Ofrece a los visitantes la posibilidad de relajarse junto a las distintas tiendas disfrutando de una agradable atmósfera. En él se puede encontrar productos gastronómicos y de alimentación, orgánicos, mariscos y sushi. También alimentos de diferentes etnias, joyas y plantas. Pinturas, fotografía, libros, lecturas de tarot, ropa, regalos y tés exóticos.

Se puede llegar en tren (DART) y en autobús.

Howth Cliff Walk

La ruta completa de la caminata de Howth consta de 7 km y bordea toda la localidad de Howth.

Se puede tomar el tren (DART) en Dublín, concretamente en Conolly Station (se pagua €5,75 por el billete de ida y vuelta) dirección Howth. No tiene pérdida ya que Howth es la última parada de un trayecto que dura unos 20 minutos.

Howth es un pequeño pueblo pesquero que siempre es recomendable visitar.

Cuando se llega a Howth, tanto si es en tren como en autobús, se tienen que dirigir hasta el final del pueblo dónde se ven los acantilados, pasando por el puerto pesquero.

Empezarán a caminar cuesta arriba hasta llegar a un parking; allí es dónde empieza la caminata hacia el faro. (Nota: si van en coche, lo ideal es dejarlo en dicho parking y empezar a caminar a partir de allí)

El paisaje que se divisa a lo largo de todo el trayecto es magnífico, las vistas espectaculares y en un día de plena claridad se pueden ver Lambay Island y Ireland’s Eye.

La ruta va siguiendo hasta llegar al faro, conocido como Baily Lighthouse, el último de los 82 faros de Irlanda que se automatizó. Allí se recomienda hacer una parada para contemplar la bahía de Dublín a lo lejos.

La vuelta se puede hacer por el mismo sitio de dónde se ha venido o por el interior. El interior es asfalto y cuesta abajo por lo que se hace más rápido. Por el camino podrán ver las espectaculares casas que hay y si están muy cansados, incluso tomar el autobús de vuelta.

Cómo llegar: en coche, tren o autobús

Desnivel: 140m

Distancia: 7 km

Tiempo estimado: 2 – 3 horas

Dificultad: Fácil

Compartir:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comentarios

Su email no sera publicado.